Este sitio utiliza cookies técnicas, analíticas y de terceros.
Al continuar navegando, acepta el uso de cookies.

Preferencias cookies

Testamentos – Autenticaciones – Autocertificaciones – Certificados

Testamentos

  • el testamento público es la declaración oral de la voluntad del testador realizada ante el funcionario consular delegado para funciones notariales en presencia de dos testigos;
  • el testamento secreto, cuyo contenido se mantiene en secreto, puede ser depositado en el Consulado, que simplemente se encarga de recibir formalmente el acto y archivarlo;
  • el testamento ológrafo debe ser escrito íntegramente de puño y letra por el testador y puede ser depositado en cualquier lugar, incluido el Consulado, y ante cualquier persona.

 

Autenticaciones

  • autenticación de firma – consiste en la certificación por parte del funcionario público de la firma realizada en su presencia. Para proceder a la autenticación de la firma, es necesario presentarse personalmente en la Oficina Notarial con un documento de identificación válido;
  • autenticación de fotografía – es necesario presentarse en la Oficina Notarial con tres fotografías iguales y un documento de identificación válido.

 

Autocertificación

Es una declaración que la persona interesada redacta y firma en su propio interés sobre su estado, hechos y cualidades personales, y que se utiliza ante la Administración Pública y los proveedores de servicios públicos. En las relaciones con sujetos privados, el uso de la autocertificación queda a discreción de dichos sujetos.

*El 1 de enero de 2012, entraron en vigor las nuevas disposiciones sobre certificados y declaraciones juradas, según el artículo 15 de la ley del 12 de noviembre de 2011, n. 183. A partir de esa fecha, los certificados tendrán validez solo en las relaciones entre particulares, mientras que las Administraciones Públicas ya no podrán solicitar o aceptar certificados, que deberán ser siempre sustituidos por autocertificaciones.

Las normas sobre autocertificación se aplican a los ciudadanos italianos y de la Unión Europea, así como a los ciudadanos extracomunitarios que residan legalmente en Italia, limitadamente a los datos que puedan ser verificados o certificados en Italia por entidades públicas.

En caso de que se detecten declaraciones falsas, la falsedad en los documentos y el uso de documentos falsos están penados según el Código Penal y las leyes especiales aplicables (artículo 76 del Decreto Presidencial 445/2000). Además, el declarante perderá los beneficios obtenidos mediante medidas basadas en declaraciones no veraces.

 

 

Certificados varios (excluyendo el certificado de ciudadanía)

  • certificado de la misma persona – el interesado deberá presentar el original y una copia de la documentación que demuestre la discrepancia (por ejemplo, certificado de nacimiento, documento argentino, pasaporte, etc.). El certificado se emitirá en base a la información contenida en los documentos presentados.