Este sitio utiliza cookies técnicas, analíticas y de terceros.
Al continuar navegando, acepta el uso de cookies.

Preferencias cookies

Legalización de documentos

La legalización es un requisito esencial para que un documento extranjero tenga validez legal en Italia.

Para los Países adheridos a la Convención de la Haya del 5 de octubre, a la cual se encuentran adheridas Italia y Argentina, la legalización de los documentos notariales, jurídicos y de estado civil es sustituída por el Apostillado.

Tanto la legalización como la Apostilla consisten en la certificación de la calificación legal del funcionario público que ha firmado el documento, así como la autenticidad de su sello.

En Argentina, la Apostilla la realiza tanto el Ministerio de Relaciones Exteriores, como también el «Colegios de Escribanos».

En cuanto a la legalización de la firma del traductor público, la misma es realizada por el funcionario competente del «Colegio de Traductores» (registro de traductores) y el consiguiente sellado de conformidad de traducciones de los documentos puede ser reemplazado por la «Apostilla de La Haya» (denominada «doble apostilla»).

El documento público argentino será reconocido como válido en Italia gracias a la Apostilla colocada en el documento y en la traducción. Esto permite a los ciudadanos argentinos evitar acudir a los Consulados para la legalización de los documentos.

 

Este Consulado General no realiza traducciones de ningún tipo de documentación. Dichas traducciones deben ser realizadas idealmente por un traductor público oficial.

 

En caso de que se desee utilizar el servicio de legalización del Consulado es posible solicitar los trámites de:

  • Declaración de valor de los títulos de estudio
  • Conformidad de traducciones de:
    • Actas de estado civil
    • Legalización para naturalización